domingo, 26 de abril de 2009

Fade in white

Primer plano muy desenfocado, de lo que puede ser un techo. Unos rayones largos, entran en escena, desde arriba, abajo, derecha, e izquierda. Borrosos, parecen patas de araña, o un plumero, tal vez. Pero, no. Son pestañas. Con la nitidez, se descubre que en efecto, el techo es una pared, con alguna que otra fotografía y dibujos pegados en ella. Los techos a veces también pueden ser así. Techos adolescentes, con cosas pegadas. Pero está es una pared adulta. Y lo que la hace adulta, es que no sea un techo. Bueno, joven adulta. Una pared que se resiste a la total adultez, y más aún a la madurez.
La escena se va completando, y en principio es muy brillante. Enceguecida, por la entrada de la luz, es muy raro que la pupila haya intentado enfocar lo que tenía más lejos de su campo visual, cuando lo correcto es que lo primero que debería haber visto, era por su puesto, un color fuerte, pero al mismo tiempo mareado, que está frente a ella.
La patas de araña entran y salen del encuadre. Lentamente al principio. Luego rápido. Ahora las pestañas, todavía desenfocadas, se ven como los dientes de uno de esos monstruos de película, que parecen, más bien, un esfínter.
Descrita así, se puede pensar que es una toma larga. Sin embargo, en la acción, no han pasado ni 10 segundos. Para la cámara, que en este caso es nuestro sujeto, es una eternidad. Y mientras se enfoca, nueva y acertadamente en el color estridente y gastado que tiene en la distancia focal lógica, se da cuenta, oigase bien, la cámara, se da cuenta de que no conoce ese color. No lo conoce, ni por ser azul, ni por haberse lavado muchas veces, ni por como huele. Ahora las pestañas, patas de araña, dientes de monstruo, se agitan muchas veces más, y la desesperación de la cámara, se va haciendo evidente.
Fade in black.

8 comentarios:

  1. Sí, a mi también me ha quedado. Cada vez que trato de terminarlo.

    ResponderEliminar
  2. No tienes que terminarlo. Está bien así. Hay que seguirlo con otro. Me gustó.

    ResponderEliminar
  3. Me alegra que les haya gustado. Tengo unos tantos más.

    ResponderEliminar
  4. Lo único que me molesta es el una techo de la primera línea. Es que en serio me gustó, entonces lo he releído y el una techo me molesta. ¿Qué hacemos? ¿Me aguanto y no jodo y ya?

    ResponderEliminar
  5. Jeje, ya lo corregí. Muy bien. Para eso te tengo.

    ResponderEliminar